Pechuga de Pavo Entera

Sin reseñas

$4.998 - 1 kilo

¡Vecinas y vecinos! Recuerden que por el momento solo contamos con despacho a domicilio en la Región Metropolitana.

Descripción

Disfruta de la versatilidad y el sabor único de la pechuga de pavo entera. Ideal para preparar una gran variedad de recetas, desde asados hasta platos ligeros. Con su textura jugosa, la pechuga de pavo es una excelente opción para una alimentación nutritiva y saludable.

Detalles del producto

  • Origen: Importado.
  • Tipo de corte: Pechuga de pavo entera con piel.
  • Región del corte: Pecho.
  • Tipo de cocción: Olla, horno, plancha, parrilla.

Preguntas frecuentes

¿Qué vitaminas y minerales contiene la pechuga de pavo?

Aporta un amplio rango de nutrientes necesarios para una alimentación saludable. En el caso de las vitaminas, incluye B1, B2, B3, B6, B12 y vitamina K entre otras. En cuanto a minerales, destacan el selenio, fósforo, zinc y potasio.

¿Cuál es la mejor manera de descongelar la pechuga de pavo entera?

La mejor manera es hacerlo sacándolo del refrigerador durante la noche. También puedes descongelarla en el microondas o en agua fría, pero estos métodos son más rápidos y pueden afectar la textura de la carne.

¿Qué puedo hacer con las sobras de la pechuga de pavo?

Puedes usar las sobras de pechuga de pavo cocida para preparar ensaladas, sándwiches, wraps, croquetas, tacos, burritos, pizzas, quiches o empanadas.

Recetas destacadas

Pechuga de pavo al horno

Primero sazona la carne con especias al gusto, como romero, ajo en polvo, sal y pimienta. Puedes marinarla previamente con un poco de aceite de oliva o con cucharadas de mantequilla. Luego, colocamos la pechuga de pavo en una budinera y hornearla a una temperatura de aproximadamente 180 °C durante el tiempo necesario para que se cocine por completo, generalmente alrededor de 20-25 minutos por cada kilo de carne.

Pechuga de pavo rellena

Para prepararla, abre la pechuga y córtala en forma de mariposa para crear un espacio para el relleno. Luego, sazona a gusto. Añade algunas cucharadas de aceite. El relleno puede ser una mezcla de ingredientes como verduras e incluso jamón. Hornea la pechuga rellena a una temperatura de aproximadamente 180 °C hasta que esté bien cocida. Es recomendable precalentar el horno primero.